Cómo actuar en caso de robo

 

Si no tienes alarmas contratadas, estos consejos pueden venirte bien en caso de robo en el domicilio. Así si algún día tuvieras que enfrentarte a esta desagradable situación, estarás preparado para ello.

·Memoriza los número de teléfono más importantes, tales como el 091 (policía), el 062 (guardia civil) y 112 (emergencias). En caso de robo o de sospecha de robo es necesario que te pongas en contacto con las fuerzas de seguridad. Si vives en un pueblo o ciudad pequeña que no disponga de Policía Nacional, llamada a la Guardia Civil. Si dudas, llama a emergencia y ellos podrán asesorarte.

·Si el robo es en el interior del domicilio, no toques nada. Si cuando llegas a tu vivienda ves o tienes la sospecha de que han podido robarte, intenta no entrar al domicilio pues los ladrones podrían seguir dentro, lo más importante es salir a la calle y llamar a los números recomendados anteriormente, las personas cualificadas no tardarán en llegar. Si por el contrario, te encuentras con el robo una vez dentro de la propiedad, haz un reconocimiento general de lo que han podido robarte e intenta apuntar todo lo que eches en falta en una libreta o papel, y llévala a comisaría a presentar una denuncia. Te pedirán que aportes datos y documentación, pero no te preocupes si en un primer momento no la llevas contigo, pues podrás ampliar la denuncia con posterioridad.

Es necesario que tengas todos los tickets o facturas de lo que te han sustraído. En el caso de joyas, lo mejor es hacer fotos cuando las compras y después guardarlas en casa, pues así será mucho más sencillo localizarlas.

·Deberás demostrar que no es una denuncia falsa. Para ello, las fuerzas de seguridad disponen de una base de información sobre los objetos robados, así si aparece el objeto sustraído, será más fácil dar con su propietario. Pero tendrás que demostrar, mediante datos, que eres el propietario de esos bienes.

Es importante también que revises el seguro de tu hogar, pues si los ladrones se llevan bienes o causan desperfectos, el seguro puede cubrir una parte de los gastos, dependiendo del tipo de seguro que sea.

Esperemos que con estos breves consejos estés más preparado si algún día vivieras este tipo de situación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*