Historia de la seguridad privada en España (I)

Comenzamos hoy una linea de post con la intención de dar a conocer el origen de la seguridad privada en nuestro país. Analizaremos la transformación de Guarda Jurado a Vigilante de Seguridad.

Es en 1849, concretamente el 8 de noviembre, cuando se aprueba el reglamento por el que se crean los primeros guardas jurados. Recordamos que en este periodo nos encontramos en plena segunda guerra carlista durante el reinado de Isabel II. Es la Real Orden del Ministerio de Comercio, Instrucción y Obras Públicas, con concurso del Ministerio de Gobernación quien aprueba este reglamento dejando indicado que los Guardas Jurados debían ser “hombres de buen criterio y prestigio entre sus gentes, que cuidaran como suyo lo que era de los demás y en los campos existe, pues no cuanto hay en el campo es de todos ….”

37751994_m

 

 

 

 

 

 

 

Su publicación llegó dos días después, en el número 5581 de la Gazeta de Madrid bajo el títuloReglamento para los guardas municipales y particulares del campo de todos los pueblos del reino. La figura de Guarda Jurado se consolidaba mediante juramento ante el alcalde quien al mismo tiempo sería su director y por consiguiente la persona encargada de revisar los informes. En un primer momento su función era la de vigilar cotos, villas, fincas, parques y pequeñas áreas rurales privadas. La norma les califica como Agente de la Autoridad distinguiéndose de guardas municipales y de guardas de campo no jurados (trabajadores particulares de los terratenientes). El uniforme dependía de cada municipio pero todos llevaban en común una bandolera de cuero en la que se clavaba la placa de Guarda de Campo y el nombre del municipio.

 

Fuente: Historia de la seguridad privada en España, Editado por Vigilantes2008.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.