Los detectores de alarma

En el blog de hoy haremos un repaso a los principales tipos de detectores de alarma que mejoran la seguridad del hogar y de los negocios.

¿Qué son los detectores de alarma?

 Un detector es un dispositivo que tiene doble función. Por un lado, percibe la aparición de fenómenos físicos. Por otro, genera una señal de aviso en caso de alerta.

Realmente, para que una alarma funcione, requiere de la presencia de algún detector o de algún sensor. Existe gran variedad de sensores y detectores diseñados para identificar todo tipo de irregularidades, tanto en hogares como en negocios. Los sensores tienen la capacidad añadida de detectar las magnitudes físicas o químicas. Es decir, miden la cantidad de ese estímulo. Por ejemplo, un detector puede percibir que hay humo en la sala. Ambos elementos son cada vez más precisos y fiables, favoreciendo una reacción rápida frente a incidencias.

Para qué sirven los detectores de alarma

Su principal cometido es advertir de intrusiones y/o elementos físicos que no deberían estar ahí. Aunque también tiene carácter disuasorio, lo cual es muy eficaz para prevenir intrusiones. En definitiva, ante cualquier irregularidad saltará un aviso informando de la situación de alerta.

Tipos de detectores de alarma

Hemos visto que los sensores permiten a las alarmas detectar varias situaciones de riesgo. Aperturas de puertas, calor excesivo y humo son los más importantes. Entonces, deberíamos hablar de detectores de alarma frente a incendios, escapes de gas y antirrobo. Pero no son sus únicas funciones. Los detectores abarcan muchas otras situaciones. En el ámbito de la seguridad en un hogar o comercio, encontramos otros importantes:

  • Detectores de inundación
  • Detector de rotura de cristal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.