Tipos de ataques de puertas en la vivienda (I)

En la entrada de hoy vamos a hablaros acerca de uno de los tipos de ataques que puede sufrir nuestra puerta de seguridad cuando se comete un robo en el interior de la vivienda.

¿Con que tipo de ataques podemos encontrarnos?

Aquí nos encontramos con dos tipos bien diferenciados: los ataques sin rotura de puerta ni de cerradura, y los ataques con rotura de puerta o cerradura. En esta entrada, hablaremos sobre los primeros ataques, aquellos en los que no se produce la rotura de ningún componente o elemento.
Si descartamos el descuido humano cuando sale de la vivienda sin cerrar la puerta con varias vueltas de llave, muchos de los ataques se realizan utilizando herramientas simples, con facilidad para ser adquiridas y usadas. Tanto los ladrones más experimentados como los más novatos tienen una gran habilidad para abrir las puertas de forma relativamente sencilla, sin provocar roturas o ruidos.
Los ataques son realizados generalmente sobre el sistema de cierre, como puede ser la cerradura, el bombín o el escudo protector, bien disponiendo de una llaves copiadas bien de una llave maestra o llave de bumping (técnica de robo).

¿Suelen atacar la estructura de la puerta?

En muy pocas ocasiones los ladrones atacan la estructura de la puerta pues es la parte más resistente de la misma. Las técnicas utilizadas suelen conllevar el uso implícito de la fuerza física, por lo que el resultado suele ser la rotura de los componentes de cierre, los cuales son la parte menos protegida en la norma UNE 1627:2011.
Es importante saber que a medida que la resistencia de la puerta aumenta, también crece el riesgo para el ladrón pues aumenta el tiempo invertido, y este debe asegurarse de no ser visto ni oído.
Como consecuencia de esto nos encontramos con los tipos de ataques que hemos comentado al principio de la entrada: ataques con y sin rotura de elementos. A continuación os mostramos cuales son los tipos de ataques sin rotura que puede perpetrar el ladrón en la puerta de nuestra vivienda.

Ataques sin rotura de elementos

Estos son los más fáciles de evitar puesto que no requieren de un cambio de puerta, si no un cambio de alguno de los componentes del cierre, como puede ser la cerradura o el escudo. Los ladrones aprovechan este tipo de puertas, de más baja calidad, para realizar ataques sin ruido al sistema de cierre y conseguir la apertura en unos 3 minutos aproximadamente.
Estos son los tipos de ataques:
-Impresioning: consiste en colocar varillas de aluminio deformable dentro de la cerradura para que queden impresas las marcas de la llave del propietario y, posteriormente, con una llave maestra, poder abrir la puerta sin esfuerzo y sin dejar rastros.
-Ganzuado de Borja: introducir un vástago en la cerradura que puede hacer una copia de llave y abrir la cerradura de manera limpia, sin ruido y de forma rápida.
-Copia de llave: copia de las llaves de nuestra vivienda debido a una pérdida de las mismas para entrar sin forzar nada y sin levantar sospechas
-Tarjetazo: introducción de una tarjeta o radiografía por el cerco de la puerta hasta conseguir su apertura
-Bumping: aquella llave especial que se introduce en el interior de la cerradura para ser golpeada y hacer saltar los pistones del cilindro
En la próxima entrada trataremos los ataques a puerta con rotura de elementos.
Fuente: www.erkoch.es

One thought on “Tipos de ataques de puertas en la vivienda (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*