Tipos de puertas para protegerte frente a robos

En la actualidad, cuando hablamos de la seguridad de nuestro hogar o de nuestro local, no debemos escatimar en gastos a la hora de protegernos frente a posibles robos. Sin embargo, no todas las puertas son iguales, y hoy os dejamos con tres clases distintas para que podáis elegir por vosotros mismo cual es la que mejor se adapta a vuestras necesidades.
Para comenzar, debemos saber que los términos de  “puerta blindada” y “puerta acorazada” fueron, y todavía lo son actualmente, usados con la intención de colocar un producto en el mercado de forma engañosa por parte de muchos fabricantes.
Por ello queremos dejaros estos términos para que conozcáis bien cada uno de los conceptos y no intenten venderos “gato por liebre”.

Tipos de puertas

  1. Puerta blindada. El concepto de puerta blindada se utiliza para definir una puerta de madera con algún reforzamiento puntual de hierro pero que realmente no aporta una resistencia real contra ataques, y lo más importante, no existe una norma técnica que defina con precisión sus características.
  2. Puerta acorazada. La puerta acorazada se diferencia en que tiene una estructura integral de hierro, pero para ser considerada así, debe cumplir la normativa EN UNE 1627:2011 en grado 3, grado 4 o grado 5. De lo contrario no puede ser considerada puerta acorazada.
  3. Puerta de seguridad. La puerta de seguridad se diferencia de las anteriores en que es la única puerta capaz de resistir los ataques actuales. Digamos que es la puerta APTA para todo tipo de viviendas, locales y edificación en general. Ademas de su estructura integral de acero, también protege el sistema de cierre al mismo nivel de resistencia. Solo son consideradas así, por la normativa española AENOR, las puertas ensayadas baho UNE 85160:2013.

 

Fuente: www.erkoch.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*